sábado, septiembre 02, 2006

...

No tengo sentido de la moda. Mis playeras de HIM talla universal darán fe y legalidad a mi comentario... pero como toda persona frívola debe andar involucrada en esos devenires de tendencias y cambios primavera-verano-otoño-invierno, pues vaya que nos hemos hecho a las tendencias muy a nuestro modo y pesar: a través de la volubilidad.

Tengo la maldición gitana: las pasiones y alegrías nunca me duran, por lo que las tengo que mantener en un fluir constante o los ánimos se me caen a cavar la vía a la China. Eso es algo que se hace en automático. Mi organismo decidió que soy muy zope para los cuidados a largo plazo, por lo que me malabarea la serotonina a diferentes puntos para evitar una deshidratación inminente cada que se me muere un pájaro caído del nido y rescatado de las ávidas garras de mis apretujables mininas, cada que se me seca una planta, o cada que un amor de cinco años se me escurre en una relación de cinco minutos.
A veces caen al lugar común, como el random del WindowsMedia al que le vale madre si ya escuchaste la casa del sol naciente diecisiete veces y te la sigue considerando para la rifa. Otras veces caen en sitios insospechados, y la gente de tu messenger que nunca te habla rompe el silencio y te pregunta si lo que lee al lado de tu nick es falla de origen, o una broma de mal gusto, mientras tu respondes que hoy toca tarde de Depresión Profunda, y qué mejor manera que cortarse las venas con pan bimbo acompañado de la lechosa voz de Paulina Rubio, porque no puede ser, no soy yo... me pesa tanto el corazón, por no ser de hielo cuando el cielo me pide pacienciaaaaa... y la tragedia es doble porque, de todos los pseudoartistas hispanocantantes, es precísamente Paulina Rubio quien canta esa canción que nos hace fit...

... nos hizo
... nos hizo

A esto me refiero con esto de las modas, tan efímeras ellas y uno sabe que acabarán, pero no sabe qué tan pronto.

Ahora mi nueva pasión son los extraterrestres elocuentes de alta verdosidad en fotografía y complexión rompible. Véase al niño que nos pide salvación en alemanas lenguas centímetros acá abajo... y pásese a leer a don Gonzalo Polis Blogspot a la siguiente morada electrónica: http://gonzalopolis.blogspot.com ... nomás no le digan que lo amo con pasión y locura, él ya sabe, las estadísticas blogueriles son harto chismosas, tan chismosas como metiches son las políticas del DeviantArt... ahora resulta que tienen servicio de terapia emocional, y la pizarrita gris prestará sus virtuales no-orejas para que guardes lar razones y frustraciones que te llevan a deshacerte de esa pintura digital que hiciste demasiado pronto, demasiado tarde o simplemente demasiado bien. Hmmm... actually not. Sólo es un apartado de opción múltiple, y tristemente "porque se me hinchó un huevo" no figura entre las opciones a elegir.

Y ya que andamos en verdosidades, admiren al árbol Emo... directo desde el futuro: